La moda de los tirantes de hombre

Los tirantes de hombre provienen de la Inglaterra de la Revolución Industrial, entre los siglos XIX y XX cuando se pusieron de moda los pantalones de talle alto. El cinturón perdió su función, ya que resulta muy incómodo a la cintura y resultaba mejor sujetar el pantalón con estas cintas elásticas rematadas con piezas de cuero que se sujetan al pantalón a través de clips o de botones, estos últimos más comunes en el pasado.

Hace algún tiempo os mostramos algunas formas de combinarlos en nuestra galería: tirantes de hombre, ¿te atreves? Fuimos pioneros en mostrar la vuelta de los tirantes a la moda. En realidad siempre han sido un clásico y jamás se han pasado de moda, pero este año han vuelto con furor, de distintos materiales, colores e incluso estampados, y no sólo combinados con traje o con camisa, sino con prendas más sport e informales, como vaqueros, camisetas o zapatillas. Para colocarse bien unos tirantes, hay que ajustarlos bien sin que queden demasiado tensos ni tampoco que se caigan por los lados.

Los hombres no tienen a su disposición tantos accesorios de moda como las mujeres, por lo que hay que sacar provecho de los pocos que hay, entre ellos, los tirantes: es por eso que colocarse unos puede transformar un atuendo de “soso” , a estar a la última, ¿por qué no utilizarlos? Además, quienes usan tirantes de hombre, dicen que son más cómodos que el cinturón.

Los tirantes suelen estar considerados como un símbolo de elegancia y distinción, combinados con un traje clásico tendrás un aire de alto ejecutivo, mientras que con jeans, camiseta blanca y naúticos azul marino, los mismos tirantes le darán un toque muy chic y moderno a tu look de moda urban.

La clave está en saber combinarlos con las prendas adecuadas. Unos tirantes estampados, por ejemplo, combinan muy bien con camisa o camiseta lisa en el mismo tono que el estampado de los tirantes.

También los he visto en algunas ocasiones combinados de manera más formal con pajarita o corbata, si los utilizas para vestir con traje, lo ideal es que los pantalones tengan un talle más alto. Para combinarlos de manera informal, puedes ponerte pantalones pitillo de talle a la cadera o chinos.

Es un accesorio casi exclusivamente un símbolo masculino, es curioso pero llevarlos puede generar un toque muy formal si los combinas con traje, o un toque casual, si los combinamos con jeans pitillo, camisa informal o camiseta. Me encanta la versatilidad y distinción de los tirantes de hombre y el look tan atractivo que genera, al ser un accesorio tan masculino. Y tú, ¿te atreves con los tirantes?

Entradas relacionadas: