Uniformes y moda, ¿son compatibles?

¿Qué opináis vosotros de los uniformes?

Mientras paseaba el otro día me crucé primero con unas chicas vestidas iguales que se dirigían a trabajar, después a un grupo de niños que volvían de jugar un partido, no sé si de fútbol, pero es lo más probable, y más tarde llamó mi atención una pareja de policías que intentaban hacer el tráfico más fluido. Todos ellos tenían en común que se diferenciaban del resto de gente gracias a sus uniformes, pero esas  mismas ropas que les hacían distintos les igualaban entre sí.

Y yo digo, los uniformes son lo menos “moda” que existe, ya que estandariza a un colectivo y la moda en sí misma trata principalmente de lo contrario, de ayudar a expresar una identidad propia. Sin embargo, se trata de indumentaria, es decir, ropa, y en este blog de moda todo lo que sea hablar de ropa nos interesa.

Uniformes | y | modaLos colectivos que he mencionado antes, al igual que otros muchos, utilizan el uniforme para llevar a cabo su trabajo día tras día, pero cada grupo lo hace por diversos motivos. En el caso de los miliares o cuerpos de seguridad el uniforme sirve como afirmación de una identidad, como símbolo de orgullo de pertenencia e incluso de adscripción a una determinada ideología o pensamiento. En las escuelas, por el contrario, gracias a las órdenes religiosas, lo que se pretendía con el uniforme era evitar hacer distinciones entre los alumnos por la calidad y variedad de sus ropas. (Si habéis visto la serie Gossip Girl os habréis dado cuenta de cómo las protagonistas se encargan de personalizar el uniforme del colegio cada una con su propio estilo para evitar precisamente esta pretendida igualdad).

También están los uniformes o equipaciones deportivas, que son un signo de orgullo y pertenencia a un grupo y suelen usar en ellas los colores distintivos del equipo. Y por otro lado, encontramos los uniformes de los empleados de una empresa (aerolíneas, bares, grandes almacenes…) que forman parte de la imagen corporativa de la misma. A través de ellos se comunican los valores de la organización, como seriedad y confianza, por lo que el uniforme resulta ser un elemento más del plan de márketing.

Como veis un uniforme deja poco o nada de margen a la imaginación. Aún así, muchos diseñadores de moda temporada tras temporada inspiran sus colecciones en alguno de estos colectivos y su peculiar forma de vestir. Seguro que muchas tendréis en vuestro armario un abrigo verde con doble botonadura de inspiración militar, como la chaqueta que protagonizó nuestra galería: “Con chaqueta militar, una mañana desfilando” o alguno de vosotros tendréis ya una corbata de cuadros como las que os mostramos en: “Con corbata de cuadros y estilo informal“, que parece sacada directamente de un colegio inglés.

¿Y esos tocados que parecen el sombrerito de una azafata de avión? Precisamente la compañía Iberia, ya desde los años 50, encargaba el diseño de sus uniformes a famosos modistos nacionales, como Pertegaz o Elio Berhanyer.

¿Están entonces los uniformes tan desvinculados de la moda como pensábamos? ¿O se relacionan con ella de una manera sutil y casi armoniosa?

Entradas relacionadas: